R

LA PRIMERA SEMANA

Aún finalizada la operación, no está hecho todo el trabajo. Para conseguir un buen resultado, durante el postoperatorio es imprescindible que te cuides y sigas al pie de la letra las indicaciones del Dr. Miñán.
El tiempo de recuperación es variable entre un paciente y otro. Después de la cirugía, especialmente entre las primeras 48 a 72 horas, se producirá normalmente la inflamación de la zona periférica a la nariz, pudiendo hincharse y/o moretearse las mejillas, los párpados y hasta los labios en algunos casos. Es común que estas molestias vayan en aumento los 2 o 3 primeros días después de la cirugía luego de lo cual disminuirán rápidamente. El Dr. Miñán te indicará algunos medicamentos analgésicos y antiinflamatorios para que tu postoperatorio tenga las menores molestias posibles.

Es importante para tu recuperación que guardes reposo, respires permanentemente por la boca y que mantengas la cabeza elevada (no agacharte y dormir con 2 almohadas o sentado).
También es común que durante los primeros días se produzcan pequeños sangrados nasales que manchen la gasa que colocará el Dr. Miñán en la zona del bigote. Esa gasa deberá ser cambiada cada vez que sea necesario sin retirar ni movilizar el yeso ni los tapones nasales.

R

Durante esta primera semana de recuperación, es importante que no te golpees el rostro ni te retires ni mojes el yeso ni los tapones nasales colocados en la cirugía. Debes evitar reir, llorar, toser, estornudar o gesticular con la cara durante estos primeros días. Cualquier golpe o movilización de los tapones puede ser crítico y podría generar desviaciones de la nariz.

Durante esta primera semana debes comer una dieta blanda y que no requiera masticar mucho.
No te preocupes por el aspecto de tu cara durante los primeros días, a consecuencia de la cirugía es normal que esté hinchada y moreteada. Puedes estar seguro que con el paso de los días tu cara estará cada vez mejor y con ella también tu estado de ánimo. Por lo general a los 7 días de la cirugía ya entre el 80 a 90% de la inflamación habrá bajado, disminuyendo lo restante en los días posteriores.
Entre el quinto y séptimo día de la cirugía el Dr. Miñán te citará para controlarte por consultorio y retirarte el yeso y tapones nasales, pudiendo dejar algunos esparadrapos en la nariz para protección adicional por algunos días.
Pasada una semana de la operación podrás volver a tu lugar de trabajo o a tus estudios. Sin embargo, pueden pasar algunos días más para que vuelvas a hacer tu vida normal.

CUIDADOS DESPUES DE LA RINOPLASTIA

N

El Dr. Miñán te indicará realizar enjuagues nasales 3 veces al día durante la primera semana de haber retirado los tapones nasales. Esto ayudará a limpiar y desinflamar el interior de las fosas nasales

N

Deberás utilizar bloqueador solar FP50 diariamente en la mañana y la tarde (incluso si estás bajo techo y/o es invierno) y evitar exponerte al sol durante los primeros meses ya que el sol y el calor generan mayor inflamación, alteraciones en la cicatrización y manchas en la zona de la nariz.

N

Después del retiro de yeso y tapones puedes ducharte y mojarte la cara con normalidad, idealmente con agua no muy caliente para evitar mayor inflamación.

N

Si necesitas sonarte la nariz debes hacerlo con suavidad durante el primer mes.

N

Para dormir deberás hacerlo boca hacia arriba, nunca de lado o con la nariz directamente sobre la almohada durante el primer mes.

N

Podrás utilizar lentes (que no sean pesados) con mucho cuidado a partir de la segunda semana.

N

No debes realizar actividades que requieran ejercicio físico cuando menos 2 semanas. Esto significa que no deberías practicar deportes, realizar determinadas tareas domésticas o mantener relaciones sexuales por este periodo.

N

No debes tomar bebidas alcohólicas ni fumar durante al menos dos semanas.

N

Evita realizar deportes en los que haya riesgo de golpe en el rostro (futbol, vóley, basketball, artes marciales, etc) por lo menos por los 2 a 3 meses posteriores a la rinoplastia.